21 de febrer de 2017

Alan Rickman


20 de febrer de 2017

Nuestro amigo Javier

[La Vanguardia, 19 de febrero de 2017]

Joan de Sagarra


El pasado martes nos dejó, se nos murió Javier Coma. Javier siempre hizo gala de un gran sentido del humor, lo que me lleva a preguntarme si no escogió esa fecha –la de la humillante derrota del Barça frente al Paris Saint Germain– para burlarse de su famoso “Barça, més que un club”. Mi amistad con Javier se remonta al mes de octubre de 1957, cuando ambos coincidimos en el patio de Letras de la vieja universidad barcelonesa. Yo vengo de Deusto, donde he cursado el primer año de Derecho y allí, en aquel patio, me encuentro con Javier, a punto de comenzar ambos el segundo curso de Derecho. Éramos pocos, pero, como suele decirse, bien avenidos. Nuestro curso era el de Socías Humbert, Sebastià Auger, José María Loperena, Miquel Roca, Lidia Falcón, Ramon Maria Mullerat, Lluís Permanyer, Ramon Cabau… No recuerdo de qué hablamos con Javier aquel día en que nos conocimos. Tal vez de lady Brett, aquella curiosa criatura hemingwayana, o de Charlie Parker, o de aquella chica de largas y hermosas piernas que cursaba primero de Farmacia y a la que ambos le habíamos echado el ojo.Pronto nos hicimos amigos. Javier frecuentaba nuestro piso de la Bonanova, jugaba al ajedrez con mi padre y al bridge con mi madre, y yo el suyo de la rambla Catalunya, donde hacíamos ver que estudiábamos mientras escuchábamos jazz, cuando no nos íbamos al Marfil –Javier vivía a dos pasos de aquella célebre barra– a tomarnos una copa y admirar las queridas de los amigos de su padre, un tipo medio falangista medio british, que había escrito una novelita abominable: Las pecadoras también van al cielo.

El Javier que conocí en el patio de Letras venía del Cine Club Monterols, del que era un miembro activo.Le apasionaba el cine, el cine del gran Hollywood, como él decía,y día sí día no, se tragaba una o dos películas. Vivía en un sitio privilegiado: a veinte,a cien,a doscientos pasos de su casa, tenía el Alexandra, el Kursaal, el Cristina, el Astoria, el Windsor, el Fantasio, el Publi, el Savoy, el Tívoli, el Coliseum… Con él y con José Luis Guarner, otro chico de Monterols, solíamos hablar mucho de cine y juntos coincidimos en los Documentos cinematográficos, donde Javier y José Luis ejercían de redactores jefes (yo firmaba con un seudónimo,un apellido vasco). Los Documentos duraron un par de años y entonces nos dedicamos al jazz. En1958 Javier había fundado con Enric Vázquez, el Jubilee Jazz Club, vinculado al Instituto de Estudios Norteamericanos, un club que disponía de una excelente discoteca, y Javier buscaba un local donde poder ofrecer música de jazz en directo. Y acabó encontrándolo en la plaza Reial: el Tobogán, un bar de tapas que fue, mira por donde, el primer self service que hubo en Barcelona. En el sótano del Tobogán, Javier y los chicos del Jubilee –yo entre ellos– empezamos a montar conferencias y conciertos. Lo inauguramos el 9 de enero de 1960 con un concierto de Tete Montoliu y los Jazz Brothers (los llamados hermanos Hand, del famoso crimen de la calle Aragón). Luego vino el Jamboree de Joan Rosselló. Fue Rossellóquien le pidió a Javier que convirtiese su bar de putas en una boîte de jazz, y fue Javier quien la bautizó.

Hay muchos Javieres, el de Hollywood, el del jazz, el de los cómics, el de la novela negra…
En aquellos años todo esto era visto con una cierta coña por una parte de la intelectualidad catalana, la del patufetismo leninismo, como yo la llamaba, que le recriminaba a Javier su devoción por un tipejo como John Ford. Hoy no hay nadie que le discuta a Javier el importantísimo papel que jugó entre nosotros en lo referente a la llamada cultura de masas. Sus más de 50 libros publicados lo avalan. Una labor que no ha sido reconocida en este país por la cultura oficial. El día en que lo despedíamos, en el tanatorio de Les Corts, Román Gubern, otro loco, otro sabio del gran Hollywood, hablando de Javier, me lo situaba, dentro del mundo del cine, como una figura mundial, de fama mundial. Y sin embargo, ningún conseller, ningún gerifalte de la cultura municipal se dignó a asistir a su funeral.

Durante los últimos veinte años, con mis amigos Juan Marsé, Enrique Vila Matas, John Wilkinson y algunos más, hemos tenido la suerte de charlar y tomar copas (Enrique no, que no bebe) con Javier Coma. En el bar del Majestic, en la terraza del Sandor y últimamente en la del José Luis, y he de confesarles, y espero que mis amigos no me desmientan, que lo hemos pasado muy bien. El sabio, el a veces repelente Javier, nunca dejó de asombrarnos. Como aquel día en que nos puso por las nubes This is the Army, el musical de Irving Berlin que Michael Curtiz llevó al cine (1943) y, ni corto ni perezoso, se nos puso a cantar God Bless America imitando la voz de Kate Smith –aquel día, Marsé y yo nos preguntábamos si el bueno de Javier no sería un agente de la CIA–; o aquel otro, en la terraza del José Luis, en la que Javier nos contó, a John y a mí, lo orgulloso que se sentía de haber formado parte en su juventud de la selecta y escasa lista de chicos de buena familia que habían sido amantes de alguna que otra célebre vedette del Molino. Lo dijo como quien se siente orgulloso de ser miembro del Círculo del Liceo o de asentar sus posaderas en la tribuna del Barça. Javier podía ser un beatnick, pero, al fin y al cabo, seguía siendo un señor de Barcelona o, si ustedes prefieren, un señorito, en el mejor sentido de la palabra. No se dignaron concederle la Creu de Sant Jordi, pero podrían concederle, a título póstumo, la titola de Sant Jordi. La carcajada de Javier desde el más allá, junto a Billie Holiday y Philip Marlowe, podría ser gigantesca. 



Antropología criminal, de Carles Feixa


Carles Feixa. Antropología criminal: Delincuentes y marginados. Barcelona: UOC, 2016. ISBN: 978-84-9116-309-1

¿Puede distinguirse al delincuente por su estructura craneal o por sus rasgos genéticos? ¿Surge el crimen de la desorganización moral existente en las áreas intersticiales de la ciudad? ¿Arranca la desviación de un proceso de estigmatización social? ¿Caminamos hacia un estado penal neoliberal que fomenta hiperghetos? ¿Puede hablarse de subculturas de la marginación y de la pobreza? ¿Son las bandas juveniles organizaciones culturales o bien son solo grupos criminales? ¿Tiene el cine algo que enseñarnos sobre el crimen? ¿Qué podemos aprender de películas como Los Olvidados, de Luis Buñuel, o El Padrino, de Francis F. Coppola? 


Este ensayo intenta responder algunas de estas preguntas, esbozando el mapa de una antropología criminal en construcción. Para ello, observa la sociedad contemporánea desde los márgenes –desde los bajos fondos–, aportando interpretaciones teóricas, estudios de caso y recursos didácticos para comprender las intricadas relaciones entre delincuencia y marginalidad 





19 de febrer de 2017

Cuentas pendientes, de Sergi Álvarez i Sagar


Sergi Álvarez, Sagar. Cuentas pendientes. Bilbao: Astiberri, 2016. ISBN: 978-84-16251-50-6

Un pianista fracasado que regresa a la ciudad en busca  de una segunda oportunidad, un pintor famoso al que nadie ha visto nunca, una exprostituta acosada por su antiguo chulo. Una campaña electoral. Un atraco fallido que termina en secuestro. Y, de fondo, extendiendo sus grises tentáculos, una ciudad insaciable en la que hay demasiadas dedudas por saldar.

Cuentas pendientes es el regreso de Sergi Álvarez y Sagar al mundo de Bajo la piel (Astiberri, 2004), en un homenaje al cine y a la novela negra clásicos.









18 de febrer de 2017

Morella Negra com la Trufa omplirà la ciutat d’escriptors

[comarquesnord.cat, 14 de febrer de 2017]


Morella ha presentat avui el festival literari Morella Negra com la Trufa. La ciutat s’omplirà d’escriptors, escriptores i actes literaris durant el cap de setmana del 17 al 19 de febrer. Així, taules de diàleg, presentacions de llibres, firmes i l’entrega del Premi Tuber Melanosporum a l’escriptor novell són els actes als quals es pot acudir durant aquest festival.
El festival Morella, Negra com la Trufa s’encontra dins de les XIV Jornades de la Trufa, per la qual cosa, també compta amb degustacions del ‘diamant negre’ dels Ports. Aquestes jornades gastronòmiques s’allarguen fins al 12 de març on els restaurants de la ciutat ofereixen menús especials amb la trufa com a producte estrella i activitats, tallers, degustacions i Showcookings que emplenen l’agenda dels caps de setmana.
D’aquesta manera, el regidor de Turisme, Jorge García, ha comentat “que aquesta edició compta amb una gran quantitat d’autors entre els que destaca Alicia Giménez-Bartlett, Premi Planeta 2015”. A més, “com s’emmarca dins de les XIV Jornades de la Trufa es fusionen els actes culturals i literaris amb els gastronòmics. Així tots els actes del festival tenen una gran acceptació i participació del públic”.
El divendres s’inaugura el festival a les 20.15 hores a la Llotja de l’ajuntament on es llegirà el manifest i hi haurà degustació de ‘plats negres’.A més, hi ha un recital de Poesia Canalla al Pub Dadà a càrrec de Carlos Salem.
El dissabte hi ha actes durant tot el dia a la Sala del Justícia de l’ajuntament de Morella. Per a començar, l’escriptora Alicia Giménez-Bartlett s’encontrarà amb els alumnes de batxillerat de l’I. E. S. Els Ports. Allí parlaran sobre el llibre Ritos de Muerte. Després, per la vesprada a les 18.30 hores, Taula de diàleg Sèries Negres moderada per Laura González, del programa de Radio 3 Todos Somos Sospechosos. A continuació, entrega del Premi Tuber Melanosporum a l’escriptor o escriptora novell del 2016 a les 19.45 hores. A les 20.00 hores, Laura González i Xavi Borrell parlaran amb Alicia Giménez-Bartlett, Premi Planeta 2015, amb Hombres desnudos, autora de la saga de llibres de la inspectora Petra Delicado i premi Pepe Carvalho 2015 atorgat per la BCNegra. Finalment hi haurà degustació i firma de llibres a l’espai gastro-literari Sergio Beser.
El diumenge hi ha dues Taules de Diàleg. La primera és a les 11.30 hores i sobre Novel·la Negra Gamberra moderada per Laura González i amb la participació del escriptor y poeta canalla Carlos Salem, autor de Cuando mi sombra te alcance, i del escriptor Rafa Calatayud Cano, autor de La vida te matará. La segona és a les 12.30 hores amb el títol La policia no és protagonista. Aquesta està moderada per Xavier Borrell Campos i intervindran els escriptors Empar Fernández, autora de Maldita Verdad, Marcelo Luján, autor de Subsuelo, i Míchel Suñén Montorio, autor de Psicario. Finalment, a les 19.00 hores es projecta la pel·lícula de cine negre La chica del tren.



Que te vaya como mereces, de Gonzalo Lema



Cochabamba (Bolivia), 2015. Santiago Blanco es un investigador policial retirado. A sus cincuenta y seis años, tiene una novia, Gladis, que atiende un puesto de comida en el edificio en el que él trabaja como portero. Ese edificio es del coronel Uribe, que lo contrató cuando Blanco renunció a su puesto y llegó a vivir debajo de un puente. 

Un viejo delincuente reciclado como camarero llamado Abrelatas le pide ayuda para encontrar el cadáver de su hijo, robado de la morgue. En medio de una investigación macabra, y ante la visión desoladora de una realidad corrupta, Santiago Blanco deberá resolver al mismo tiempo su futuro sentimental y existencial.

Un relato de denuncia que supone una crítica brutal a los estamentos de poder bolivianos, a los bancos arruinados, a la corrupción política, protagonizada por un personaje que dejará huella en el lector y le recordará al mejor Philip Marlowe de Chandler.

A la venta el 23 de marzo





Fuera de la ley: hampa, anarquistas, bandoleros y apaches



En 1909, mientras Barcelona ardía durante los graves disturbios de la Semana Trágica, aún resistían los últimos legendarios bandoleros andaluces. El ejército del hampa estaba formado por un universo fascinante: dronistas, sirleros, espadistas, ratas de hotel y, por supuesto, apaches, tipos tatuados que cruzaron la frontera francesa y se establecieron en España. Pistoleros de extrema derecha se enfrentaban con grupos anarquistas expertos en el uso de la star y, con frecuencia, unos y otros podían encontrarse en cabarets, cafés cantantes, siniestras tabernas donde se reunían golfos y randas, matones y bohemios. Al mismo tiempo, surgían grupos terroristas como La Banda Negra, dirigida por un oscuro y falso barón, que también tenía su réplica en una conocida banda de atracadores de trenes. Eran los años del cloroformo, del éxito de Fantômas y el temido cotú, la navaja de dronistas y sirleros. Se les llamaba «chusma encanallada», «gente de mal vivir» y eran los dueños de los bajos fondos en medio de un universo que todavía hoy nos resulta extraño y casi desconocido.

Esta es una obra única, ambiciosa y monumental, compuesta por decenas de artículos y ensayos, ilustraciones y fotografías del hampa, un recorrido por una época y unos años (desde el cambio de siglo a la dictadura de Primo de Rivera y la creación del grupo Los Justicieros, del legendario anarquista Durruti) de una España fascinante, un país de intrigas políticas, titánicas luchas entre polis y ladrones donde brillaron nombres como los de Fernández-Luna, el inspector que le declaró la guerra al Fantômas español, y los grandes falsificadores y estafadores. Las explosiones se sucedían casi cada semana y los anarquistas se armaban para hacer frente a los grupos terroristas de la patronal.

Este es el mundo de los bajos fondos descrito magistralmente por Pío Baroja, una mirada inaudita a nuestro propio pasado que incluye un maravilloso cuaderno con más de medio centenar de fichas policiales anteriores al uso de la huella dactilar y donde los tatuajes de los reseñados son copiados a mano alzada, así como un diccionario de jerga "caló-criminal" de la época.



17 de febrer de 2017

El gran desierto, de James Ellroy (Literatura Random House)


James Ellroy. El gran desierto. Traducción de Carlos Gardini. Barcelona: Literatura Random House, 2017. ISBN: 978-84-397-3251-8

Los Ángeles, Nochevieja de 1949. El cadáver mutilado de un hombre joven, los ojos arrancados, mordeduras por todo el cuerpo... es el primer asesinato de la oleada que sembrará el pánico en los entornos comunistas de la ciudad.
Danny Upsaw, ayudante del sheriff, se obsesiona con el caso mientras se convierte en anzuelo contra los comunistas en Hollywood. Se sumarán a la caza de brujas Mal Considine, ambicioso fiscal del distrito, y Buzz Meeks, expolicía caído en desgracia. Considine busca un ascenso; Meeks, dinero. Tres hombres sumidos en una espiral de codicia y engaño que les confrontará con sus propios demonios.
Retrato único de una ciudad y sus esntrañas, El gran desierto es la segunda novela del Cuarteto de Los Ángeles, tetralogía que se ha convertido en un clásico de la novela negra del siglo XX.




La mujer de negro, de Susan Hill


Susan Hill. La mujer de negro. Traducción de Margarita Cavándoli. Barcelona: Edhasa, 2012 (Polar). ISBN: 978-84-350-1058-0

Viajar a un remoto villorrio rodeado de marismas brumosas para asistir al entierro de una anciana no parece un plan muy interesante. Pero nada permite al joven y ambicioso abogado Arthur Kipps atisbar siquiera lo que semejante encargo profesional le puede deparar.

Susan Hill demuestra conocer muy bien tanto los elementos más recurrentes de la novela gótica como los mecanismos que hacen que resulten tan efectivos. Sin embargo, su verdadero talento consiste en dotar de una modernidad asombrosa todos estos recursos y conseguir que el lector se sorprenda y atemorice como si fuera la primera vez que lee una historia de fantasmas.

Tras haber vendido más de un millón de ejemplares en todo el mundo, llevada a los escenarios reiteradamante y con enorme éxito, y adaptada tanto a la radio como a la televisión, esta estremecedora historia ha sido adaptada para la gran pantalla en una espectacular versión dirigida por James Watkins y protagonizada por Daniel Radcliffe.



16 de febrer de 2017

Gonzalo Lema: "Sempre he volgut comprendre la vida per a poder escriure-la"

10 novelas negras, y un ensayo, que no te puedes perder en el inicio de 2017

[Elemental, 15 de febrero de 2017]

Juan Carlos Galindo

Lemaitre, Banville Lehane o Markaris son sólo algunos de los grandes nombres que publican libro en España en estas semanas


El año literario en el campo negrocriminal ha empezado con una fuerza suficiente para que quienes han dicho que el género vivía una moda y un boom pasajero se queden un rato en casa en silencio. Tras la resaca de BCNegra vamos con algunas novelas que ya están en las librerías, por si hay algún despistado, y otras que saldrán en las próximas semanas. 
Un menú completo, pero también una apuesta personal y que solo incluye libros que me he leído y me han gustado o de autores que controlo, admiro y con los que en algunos casos he hablado. Es un aviso a navegantes porque sí, lo sé, en las librerías hay mucho más de lo que sale aquí.

Primero, los que vienen

Recursos inhumanos, Pierre Lemaitre (Alfaguara). Otro buen ejemplo de que el creador del comisario Verhoeven o de thrillers como Vestido de novia controla todas las esencias del género. Un directivo en paro que ante una oportunidad de redención está dispuesto a cualquier cosa es el punto de partida de otra gran novela del ganador del Goncourt en 2014.
Llega a las librerías el 2 de marzo.
Les dejo con un artículo más a fondo sobre su comisario y una entrevista sobre el autor y el gueto literario. Ah! Y un post sobre Irène, por si deciden empezar la serie de Verhoeven por el principio.
Offshore, Petros Markaris (Tusquets, traducción de E.M. Samará). Un funcionario es hallado muerto en lo que parece un robo fallido pero que puede que no lo sea. Como siempre, Markaris nos lleva del detalle al todo. Después de la Tetralogía de la Crisis, Márkaris desafía a un comisario Jaritos desbordado por los acontecimientos a resolver varios crímenes investigando por su cuenta y riesgo, nos cuentan desde Tusquets. Esperemos que el gran autor griego siga con esa mirada nada maniquea sobre su país, con ese humor y esa frescura.
Se publica en España el 28 de febrero
Les dejo una entrevista con el autor, un perfil del señor Jaritos y una galería comentada del día que pasé con él en Oviedo.
Delincuentes de medio pelo, Gene Kerrigan (Sajalin, traducción Damià Alou). Algún día daremos cuenta de la labor de esta editorial al publicar algunos de los mejores retratos de la miseria contemporánea de las ciudades occidentales. Mientras, celebraremos la llegada del segundo libro publicado en España de este experiodista metido a gran retratista de la Irlanda de hoy. No lo he leído, pero lo incluyo porque sí disfrutamos del primero que salió en España (Furia, también en Sajalin, con la que ganó el Gold Dagger en 2012) .
Está a la venta desde hoy.

Ya en las librerías 

Las sombras de Quirke, Benjamin Black (Alfaguara). “Sólo puedo decirle una cosa: Quirke se enamora”, me confesó Black mientras era fotografiado para la entrevista en EL PAÍS en septiembre en el Hay Festival de Segovia. Hablaba de su último libro, en el que el patólogo sin nombre conocido, el tipo grande, atractivo, bebedor y solitario se recupera de lo vivido en Órdenes sagradas. Una ocasión excelente para volver a uno de los mejores personajes de la historia, sí, del género.
Sale el 16 de febrero en España.
etty, Arnaldur Indridason (RBA, traducción de Fabio Teixidó). En 2003, el rey de la novela negra islandesa dejó a un lado su serie con nuestro querido Arnaldur Sveinson para escribir este thriller explosivo con trampa en medio sobre la codicia, el amor y la traición. RBA lo ha recuperado ahora con acierto, porque es un libro que, como me decía su autor en la entrevista en BCNegra, resulta perfecto para esta época en la que no se sabe aún si Islandia no está construyendo una nueva burbuja alrededor del turismo y en la que perviven los mismos males de siempre. Una historia que se lee en dos ratos y que, perdonen el tópico, es complicado de dejar.
Comparto con ustedes la última entrevista que le hice en BCNegra y un perfil de Sveinsson (un personaje absolutamente recomendable).
Ese mundo desaparecido, Dennis Lehane (Salamandra, traducción de Enrique de Hériz). Han pasado varias semanas desde que leí el libro con el que Lehane cierra la trilogía sobre el auge y caída de la mafia en EE UU y sigo recordando cosas, interpretando matices, pensando en ella. Una obra de madurez de un gran narrador, con momentos escalofriantes, un ritmo perfecto y algunos de los mejores personajes de la última década en la escena negrocriminal. Y si no, díganme si Joseph Coughlin, con sus temores, su moral, su despiadada forma de buscar la redención no está entre los grandes.
Eduardo Lago le entrevistó hace poco en Malibú, cerca de su casa, en una primicia de este periódico y creo que con eso basta. Por si acaso, les dejo mi loa a otra de sus grandes creaciones: la pareja Kenzie y Gennaro.

Clásicos, benditos clásicos

El lagarto negro, Edogawa Rampo (Black Salamandra, traducción de M. L. Porta) Salamandra ha tenido a bien reeditar este clasicazo japonés bien traducido. Una de las mejores muestras de la capacidad del gran icono de la novela negra japonesa. Su gran detective Kogoro Akechi, mago deductivo al más puro estilo Holmes, está secundado por la malvada Midorikawa, una femme fatale difícilmente superable.
Si no se han acercado a la novela negra japonesa con anterioridad les dejo el post que hizo Sergio Vera sobre este autor de culto.
Tom Ripley, Patricia Highsmith (Anagrama). La editorial fundada por Jorge Herralde está publicando con acierto toda la serie de Ripley, al que tienen también editado en un único libro en su colección Otra vuelta de tuerca. En este inicio de 2017 llega el turno de El amigo americano, esa obra tan turbadora e influyente (véase Breaking Bad, por ejemplo) y la inquietante Tras los pasos de Ripley. Dos ocasiones perfectas para seguir a este personaje amoral y complejo. Y no se pierdan a su mujer, Heloise, tan tranquila, tan pija, tan indiferente a las actividades criminales de su marido.
Les dejo aquí una aproximación al universo Highsmith de la mano de Guillermo Altares.
Un asesino en escena, Ngaio Marsh (Siruela, traducción de Alejandro Palomas). Una nueva entrega de los clásicos policiales que está recuperando esta editorial. En este caso, una muerte en directo de un sucio actor que quiere llegar a lo más alto a base de sobornos es presenciada por el detective Roderick Alleyn. Una intriga clásica de ‘a ver quién ha sido’ para leer en una tarde lluviosa sin mayor complicaciones.

Y el ensayo

Continuará, Javier Sánchez y Àlex Martín (Alrevés). No abundan los estudios actualizados sobre novela negra en España y por eso el esfuerzo que desde la Universidad de Salamanca están haciendo estos dos autores es más que notable. En este caso abordan las sagas policiales en el género patrio con una primera parte de estudios, más académica, y una segunda con ejemplos: Ricardo Cupido de Eugenio Fuentes; Petra Delicado de Alicia Giménez Barlett y Bevilaqua y Chamorro de Lorenzo Silva.
Insisto, sé que faltan cosas, pero las que hay dan para unas cuantas semanas. Seguiremos leyendo impenitentemente y comentando. Pasen, lean y disfruten.



La muñeca ciega, de Giorgio Scerbanenco


Giorgio Scerbanenco. La muñeca ciega. Traducción Cuqui Weller. Tres Cantos: Akal, 2013 (Serie Negra; 274). ISBN: 978-84-460-3743-9

Una muñeca a la que le han arrancado los ojos es abandonada en un hospital. Al mismo tiempo, el multimillonario Déravans, quien quedó ciego a causa de un accidente de tráfico, podría recuperar la vista mediante una intervención que sólo el doctor Linden, amenazado de muerte si se atreve a llevarla a cabo, es capaz de realizar. Jelling, un empleado de la Policía de Boston que cuenta con una sorprendente habilidad para recordar delitos y perfiles de criminales, tendrá que seguir las huellas de un crimen que aún no ha sido cometido para evitar un posible homicidio.

Sirviéndose de la tensión inducida al lector a través de inquietantes señales casi imperceptibles y de la originalidad de la trama, Scerbanenco vuelve a lograr que el lector perciba el angustioso hedor «a salvaje, a jungla» que transmite La muñeca ciega.




 
Google Analytics Alternative