17 de desembre de 2017

El jardín de las sombras, d'Ian Rankin


Ian Rankin. El jardín de las sombras. Traducción de Francisco Martín Arribas. Barcelona: RBA, 2015 (Biblioteca Ian Rankin). ISBN: 978-84-9056-622-0

El joven delincuente Tommy Telford ha llegado a Edimburgo dispuesto a barrer del mapa a Big Ger Cafferty, un capo del crimen organizado que está cumpliendo condena gracia al inspector Rebus. Cuando se desate la guerra entre ambas bandas, rebus se las verá con la mafia rusa, con la Yakuza, con el servicio de inteligencia británico y hasta con un excriminal nazi.




16 de desembre de 2017

Naturaleza muerta, de Louise Penny


Louise Penny. Naturaleza muerta. Traducción de Beatriz Ruiz Jara. Arganda del Rey: La Factoría de Ideas, 2009. ISBN: 978-84-9800-474-8

A medida que la niebla matutina se va despejando el domingo de Acción de Gracias, los hogares de Three Pines cobran vida; todos menos uno... 

Para los lugareños el pueblo es un reducto de seguridad. De modo que, cuando encuentran muerto a un miembro muy querido de la comunidad en el bosque de arces, les invade la perplejidad. Sin duda debió de ser un accidente, la flecha extraviada de un cazador. ¿Quién iba a querer a Jane Neal muerta? 

A lo largo de una extensa y fulgurante carrera en la Sûreté du Quebec, el inspector jefe Armand Gamache ha aprendido a buscar serpientes en el Paraíso. Gamache sabe que hay algo oscuro merodeando tras las cercas blancas y, si observa con suficiente detenimiento, Three Pines empezará a desvelar sus secretos...




15 de desembre de 2017

Las mejores novelas negras de 2017

[Elemental, 15 de diciembre de 2017]

Juan Carlos Galindo

Libreros, periodistas, editores y un poco de lo mejor del género eligen los imprescindibles de este año



Un año espectacular para el género negro se acerca a su fin y en Elemental elegimos las mejores novelas del año. Para ello contamos con la inestimable generosidad de los libreros de La conspiración de la pólvora (Premio Nacional de fomento de la lectura 2016); el también librero Miguel Angel Díaz de (SomNegra); el editor Pere Sureda (Navona); la bloguera Marta Marne (Leer sin prisa); el periodista Antonio Lozano; el escritor y organizador de Valencia Negra Santiago Álvarez y el maestro Paco Camarasa. Una alineación de lujo completada por quien esto escribe y coordina y que se ha sumado a Sureda a la hora de elegir dos: una escrita en español y otra traducida. Como siempre, me consta que quedan muchas cosas muy buenas fuera, pero es el precio de las selecciones.
La Conspiración de la Pólvora
Carter confirma esa vieja teoría de que las mejores novelas negras apenas superan las doscientas páginas, espacio más que suficiente para hacernos disfrutar con la lucha eterna del género: alguien sabe algo que trata de ocultar a quien todavía no sabe nada. A este último le llamamos investigador, un personaje que puede tomar distintas formas dependiendo de la imaginación y la ambición del escritor. Carter es un investigador sicario, un hombre que acude a la ciudad industrial que lo vio nacer para esclarecer y vengar la muerte de su hermano, después de hacer fortuna en Londres como matarife de la pareja de gánsters de moda.

Identifícate con Jack Carter si puedes. Carter no tiene ni dios ni amo, es un ángel de la muerte que llega para arrasarlo todo a su paso. Y Ted Lewis consigue que un personaje así sea capaz de elevarse moralmente sobre la putrefacción que lo rodea. Carter tiene todo lo que nos gusta en una novela negra: la huida hacia adelante; una acción trepidante y una atmósfera contada con el esqueleto de las palabras, con una poética sombría; unos diálogos que transmiten en cada línea ese juego del gato y el ratón en el que se envuelve toda la trama, cargados de información, de silencio y de mentiras; un personaje que es a la vez cazador y presa; los tabús sexuales y sociales de una pequeña ciudad estática y de forma piramidal, que no es sino el paisaje de cómo los intereses (económicos) de una minoría devastan el territorio y la idea de ciudadanía –¿alguien ha dicho Cosecha Roja? Premio para el caballero–; la corrupción a todos los niveles, empezando por la moral. Es, en definitiva, un tío elegante con escopeta larga buscando una oportunidad para redimirse, que conduce ciego de ira y de alcohol bajo una lluvia sórdida. A tope, sin concesiones. Tan incómoda como las de Jim Thompson, tan impactante como las de Dashiell Hammett. Di hola a la Inglaterra profunda.

Pere Sureda

  • Eva, de Arturo Pérez-Reverte (Alfaguara).
Arturo Pérez-Reverte logra, sin tener que vivir en la época de los folletines que tenían que tener en vilo cada día al lector, narrar sin dar tregua al lector. Un libro importante, en mi opinión supera a Falcó, que reivindica un género y una manera de contar que parecía perdida. Además logra crear un personaje que ya formará parte de mi imaginario, Eva. Sin duda una novela que contiene todos los ingredientes necesarios para deleitarnos y con toques que nos hacen dudar. ¿Quién da más?
Si la primera novela del Inspector Yeruldelgger me sorprendió muy gratamente, esta obra me confirma que estamos ante "un grande". La trama es perfecta, los personajes transmiten humanidad, y el mundo que habitan nos hiela la sangre. Mongolia es uno más de los protagonistas de esta magnífica novela que nos dicta una profecía: Ya no hay distancias ni lugares ignotos para esconderse, ya no hay paz para los criminales vivan en Barcelona o en El Havre. Es más que una novela de suspense, es un novelón de categoría.
Santiago Álvarez
  • Taxi, Carlos Zanón, (Salamandra)
Después de Yo fui Johnny Thunders lo tenía complicado, pero Zanón ha vuelto a superarse a sí mismo. En esta nueva novela habita Sandino, un moderno Odiseo que busca su Ítaca en un taxi que es un confesionario, una showroom, un camarote tripulado por la fauna urbana. Una embarcación que navega en una Barcelona fascinante, a ratos peligrosa, tremendamente humana, donde la mentira, el engaño, el amor y, básicamente, todo lo que nos hace ser quienes somos, recalará en su vehículo en cada puerto.
Estructuralmente, además, Zanón hace saltar por los aires los clichés del género, pues en cada capítulo encochará pequeñas subtramas que, con las páginas, crecerán para desarrollarse en historias de drama urbano, tosco y bronco. Retazos de desesperanza que, paradójicamente asoman al lector a lo mejor de nosotros mismos. Imprescindible.
Marta Marne
  • Canción dulce, Leila Slimani (Cabaret Voltaire, traducción de Marika Embalek)
En ocasiones la novela negra y la de terror tienen muchos puntos en común. Ambas buscan inquietar y desasosegar al lector, causar una incomodidad que le haga reflexionar sobre lo leído incluso varios días después de haber terminado un libro. Canción dulce es la perfecta simbiosis de ambos géneros. Con una trama doméstica acerca de una madre que vuelve a la vida laboral dejando a sus dos hijos al cargo de una idílica niñera, Leila Slimani escarba en los problemas más arraigados de nuestra sociedad actual. Prejuicios de clase y raza, inmigración, educación, posición económica, familia y hasta el mismo concepto de felicidad. Canción dulce es una novela perturbadora y para lograrlo despliega un uso del lenguaje meditado, frases cortas y ritmos muy medidos, consiguiendo así agitar al lector hasta el punto final. Gracias a todos estos elementos, esta novela consiguió alzarse en 2016 con el Premio Goncourt.
Miguel Ángel Díaz
  • Habana Réquiem, Vladimir Hernández (Harper Collins)
Se llama mazmorra, a un lugar seguro y fuerte que en las cárceles y establecimientos penales sirve para encierro, mayor sujeción y castigo físico de los presos. Es una prisión subterránea, normalmente construida bajo un castillo o fortaleza. En la Mazmorra, unidad de policía del hacinado distrito de Habana Vieja, los oficiales de la Policía Nacional Revolucionaria (la famosa PNR) encuentran el lugar idóneo para intentar ser buenos policías, algo que en el falso aperturismo y la precaria situación de la auténtica Habana cada vez parece más utópico.
Tres tenientes, tres casos y tres formas de ver una misma realidad, esto es lo que nos propone Vladimir Hernández en su Habana Requiem. El veterano Puyol, un policía intuitivo e inteligente que se ve obligado a enseñarnos su miserias. La arribista Ana Rosa, no todo vale y con ella nos daremos cuenta hasta donde llega la ética profesional. Y el impulsivo Eddy... qué decir de Eddy, dispara y luego pregunta, actúa y luego piensa, él nos conducirá por un vertiginoso viaje por su Habana vieja.
Por todo esto considero que en Habana Requiem tú lector, amante de la novela negra, novela policíaca e incluso del thriller encontrarás aquellos ingredientes que te harán disfrutar de este género que tanto nos gusta. Felices lecturas en negro.
Paco Camarasa
Aparentemente sabemos muchas cosas sobre corrupción. Pero no como las cuenta Don Winslow. Una parte de Nueva York, son todas las grandes ciudades mundiales. Protagonistas sólidos, que nos muestran el día a día de una policía corrupta, y por lo tanto, de una ciudad y un sistema corrupto. Con diálogos medidos al detalle y giros argumentales sorprendentes. No hay grandes descripciones, no hay juicios morales (ya los pondrá el lector). Hay un trabajo de mago de las palabras y sus ritmos. ¿Cómo ha conseguido que una novela de cerca de 700 páginas, se devore en apenas unos días y nos sepa a poco?
 Antonio Lozano
Este 2017 no he leído una novela negra -o dos en una ya que ofrece dos casos en planos temporales distintos- con mayor combinación de delectación y asombro que Años de sequía. Lo primero porque despliega todos los recursos que propulsan una ficción del género negro de lo satisfactorio a lo magistral. Lo segundo porque la firma una debutante. El interrogante que late en su centro es el misterio más goloso de toda ficción criminal: ¿quién mató a …? En este caso, a la familia Hank, molida a tiros en su granja de Kiewarra -ecos de Capote en las Antípodas-, una comunidad australiana que ya acarrea el fantasma de una desaparición nunca resuelta de una adolescente y que se desangra metafóricamente por una falta de lluvia que se antoja una maldición bíblica. Las culpas recaen sobre el padre y marido, que se habría suicidado tras acabar con los suyos. Un amigo de infancia, Aaron Falk, regresa al pueblo que juró no pisar -un vaquero atormentado- y, metido a detective accidental, consigue que sus pesquisas liberen demonios de ayer y hoy, al tiempo que le abren una puerta a la expiación de sus pecados.
Y hablando de demonios… si el diablo está en los detalles, Harper siembra una generosa ración de ellos, desde un sargento de policía que rebosa carisma en cada aparición puntual, Greg Raco (aunque por edad no cuadre, queremos a Jeff Bridges o a Bill Pullman encarnándolo ya en esa anunciada traslación a la pantalla grande), a elementos sugestivos del feroz paisaje australiano (arañas de espalda roja, senderos lúgubres, conejos, granjas polvorientas, cazadores en furgonetas desvencijadas…).
Aguardo lo próximo de la autora -Force of Nature, título que suena a autorretrato involuntario- con la misma expectación histérica que mi hijo de tres años la inminente llegada de Papá Noel.
Juan Carlos Galindo
En el habitual aluvión de novedades es normal que se nos pasen cosas, algunos libros que sabemos que merecen la pena permanecen varados en la mesa a la espera de un rato que nunca llega. Algo así estuvo a punto de ocurrirme con esta novela especial y valiente, la novela de un autor que ama y conoce el género y le rinde en particular tributo. En el Dios de nuestro siglo hay gran personaje femenino, esa detective llamada Daniella, un punto de partida supuestamente criminal, la desaparición de tres niños, y una disección de las pequeñas miserias personales y de las zonas de sombra de una comunidad. Grandes temas tratados dentro de procedimental de ensamblaje perfecto y alejados de cualquier exceso moralizante. Una novela que desde la primera línea apuesta por el tono como camino hacia la verdad literaria.
Estamos ante un libro inclasificable, que no sé si es un thriller o simplemente un drama neoyorquino con una muerte de fondo, pero me da igual. Pochoda consigue contarnos a raíz de un desafortunado incidente sufrido por dos jóvenes lo que cuesta hacerse mayor, perder cosas, no tener respuestas; también la vida diaria en Brooklyn, ese barrio convertido en uno de los lugares de moda del mundo globalizado, los sueños y aspiraciones de unos personajes que luchan por no perder; y, cómo no, el efecto terrible de la violencia, las pandillas, la pobreza. Si buscan una intriga profunda y melancólica, este es su libro.


Yo maté a Rajoy, de Juan Carlos Pérez


Juan Carlos Pérez. Yo maté a Rajoy. Tegueste (Tenerife): Baile del Sol, 2013 (Serie Negra). ISBN: 978-84-15700-99-9

Juan Carlos Pérez acaba de cumplir 50 años. Al regreso de un viaje a Singapur se entera de que va a ser despedido de su trabajo después de veinte años como empleado laboral en la Administración Pública; la crisis y los recortes tienen la culpa. Pero a Juan Carlos no le convence este argumento, considera que los culpables de su penosa situación tienen nombre y apellidos. Decidido a hacer justicia, y persuadido por la cantidad de atropellos que observa a su alrededor –recortes en todos los servicios públicos, corrupción política, desahucios y hasta suicidios provocados por la desesperación-, maquina un plan para terminar con la cabeza visible de este despropósito, sin temor a las consecuencias.
Una mirada cruda a uno de los momentos de mayor descrédito de la clase política. La mirada de un hombre corriente que ve cómo su futuro y el de sus hijos se pone en peligro por los desmanes de una clase privilegiada que se ha olvidado de los principios básicos de la democracia y de su responsabilidad hacia los ciudadanos y ciudadanas.






Don Johnson


14 de desembre de 2017

Un extraño lugar para morir, d'Alejandro Pedregosa


Alejandro Pedregosa. Un extraño lugar para morir. Barcelona: Ed. B, 2010. ISBN: 978-84-666-3796-1

En la madrugada del 6 de julio tiene lugar un asesinato muy mediático: el famoso escritor Lucio Maestre, excesivo y polémico, aparece muerto en la suite del hotel pamplonica donde pasa esas fiestas, como todos los años.

¿No es una falta de respeto morirse en San Fermín? El autóctono comisario Uriza es nombrado encargado de la investigación. Acostumbrado a los tranquilos y pequeños placeres de la vida, el veterano comisario deberá enfrentarse a situaciones nuevas para él en lo que se perfila como un caso peligroso.

Una novela negra efectiva y perfectamente desarrollada, protagonizada por un comisario carismático, cercano y divertido. Una trama que engancha al instante, con un finísimo sentido del humor, un ritmo trepidante y unos giros sorprendentes.







13 de desembre de 2017

Entre silencios, de Víctor Mora


Víctor Mora. Entre silencios. Barcelona: Ed. B, 2008 (Zeta). ISBN: 978-84-9872-086-0

En torno a una gran empresa-tapadera dedicada al blanqueo de dinero negro, gravitan personajes típicos: un banquero especializado en "reflotar" empresas; unas secretarias de dirección entergadas al espionaje; unos asesinos disfrazados de guardias de seguridad; una fornse empeñada en ver lo que no le conviene; un negociante internacional que compra y vende lo que sea, sobre todo personas; un "catalán universal" aspirante al Premio Nobel de Física; un cura contestatario dedicado en cuerpo y alma a los marginados; un desesperado que fabrica bombas... y las coloca; un pintor que siente amor-odio por los nazis; un ampurdanés que se juega la vida rescatando aviones que ya no vuelan; unos jóvenes que no se resignan al paro y quieren salir adelante; el sexo violento o dulce, siempre perseguido y a veces alcanzado... Entre silencios es un riquísimo laberinto de situaciones y pesonajes.





12 de desembre de 2017

“Cuentos policiales de la serie negra” de Emilio Renzi

[Oro de Indias, 11 de diciembre de 2017]


Una historia de libros. Curiosa fortuna la de encontrar dos ejemplares del mismo libro raro en dos ciudades muy distantes y en un periodo tan prolongado. Encontré Cuentos policiales de la serie negra por primera vez en 1998, en Lima, en uno de esos libreros al lado de mi antigua facultad. En esa época, Ricardo Piglia era ya un autor prestigioso. Circulaban Respiración artificial y la muy reciente, por entonces, Plata quemada. En los créditos de aquel volumen publicado en 1969, el primero de la Serie Negra, colección de novelas policiales de la editorial Tiempo Contemporáneo dirigida por Piglia, se mencionaba “selección y notas de Emilio Renzi”. Cuarenta y pico años más tarde, Renzi sería el protagonista de los famosos Diarios que Piglia publicó en tres volúmenes antes de fallecer a inicios de este año. El autor de La ciudad ausente siempre reconoció la importancia del relato policial para los autores de su generación. Esta antología es una muestra de ello.
En 1998, yo tenía menos de veinte años, hacía mis primeras armas en la literatura y estaba mucho más apto para el deslumbramiento. Pasados los años, guardaba un buen recuerdo de este libro, aunque no retenía muchos detalles de los relatos, salvo de “No mires atrás” de Frederic Brown. Había también cuentos de Dashiell Hammett y Raymond Chandler. Unos años atrás di mi ejemplar por perdido, en uno de mis tantos intentos de desmontar una biblioteca personal que me queda muy lejos. De vez en cuando, sobre todo alrededor de mi lectura de Los diarios de Emilio Renzi, sentí nostalgia por aquel libro y lamenté haberme desprendido de él tan fácilmente (a veces uno no valora lo que tiene, verdad). Hace unos días, en la feria del libro viejo de Sevilla, me topé con otro ejemplar y lo adquirí sin pensarlo mucho. Me sentí bendecido por no sé qué deidad que promueve hallazgos bibliográficos.
Mi relectura de Cuentos policiales ha sido provechosa y mucho más satisfactoria ahora que soy un lector maduro. Esta antología incluye un breve estudio, con ideas útiles y buena información, de Robert Louit, experto en el género noir. Las novelas de detectives del siglo XX desplazan al detective sofisticado e intelectual, de origen noble o de cómoda vida burguesa, como Sherlock Holmes o Auguste Dupin. Estos detectives suelen asumir su trabajo como juegos de ingenio o desafíos mentales que acaban en la captura de una mente criminal a la altura de su intelecto (un académico de mente trastornada como el doctor Moriarty, por ejemplo). Sus novelas no reflejaban ninguna violencia estructural ni abordaban aspectos sociales. La novela negra, en cambio, se regocija en describir ambientes sórdidos, personajes cínicos y hasta psicópatas, balazos y baños de sangre sin tapujos. La novela negra precede al realismo sucio, anticipa el género gore y los relatos de gánsters a la manera de Quentin Tarantino.


Estos cuentos, compuestos entre los años 30 y 40, máximo apogeo de la novela policial, nos ofrecen una atmósfera, un estilo y unos personajes fácilmente reconocibles ahora. Recordemos tan solo aquel pasaje de El túnel (de 1948) en que se especulaba con las semejanzas entre las caballerías y las novelas de detectives. Los siete cuentos de esta antología son de lectura agradable para los que gusten de la intriga. Especialmente los de Hammett y Chandler (“Un hombre llamado Spade” y “Gas de Nevada”) son de corte clásico: un mundo de hombres duros, pistolas en la sobaquera, mujeres misteriosas, secuestros y extorsiones. “Impulso creador” de Gardner propone la trama, típica, de la estafa a un seguro de vida (piénsese en la magistral Double Indemnity de J. Cain). “La rubia imaginaria” de Ross McDonald nos regresa a otro espacio caro al policial: la frontera de California con México, los hoteles de carretera y la aspirante a femme fataleque hace sus pinitos artísticos. El volumen se cierra con “No te metas con una mujer”, relato de Peter Cheney que ya nos sumerge en el gore con su final sangriento. Finalmente, recomiendo dos cuentos en particular: “No mires atrás” de Frederic Brown, de trama sumamente ingeniosa y envolvente, de la que no vale la pena revelar ningún detalle; y “La muchacha de la tormenta” de aquel narrador magistral que es James Cain, el de Double Indemnity (Pacto de sangre en la traducción del Séptimo Círculo) y El cartero llama dos veces. Estos Cuentos policiales de la serie negra todavía circulan en ferias de América y Europa, y merecen ser más leídos por los textos seleccionados, así como por la “nota” de estirpe borgiana que firma un joven talento llamado Emilio Renzi.




Teoría de la conspiración, de Javier García Sánchez


Javier García Sánchez. Teoría de la conspiración: Deconstruyendo un magnicidio: Dallas 22/11/63. Barcelona: Navona, 2017. ISBN: 978-84-16259-75-5

Este no es un ensayo convencional sobre "El Caso JFK". Nunca lo pretendió. Más bien al contrario, en la segunda parte del texto se denuncia la falsedad de cierto número de ensayos convencionales acerca del tema, algunos de ellos muy reputados, si no intocables. Porque en Dallas, entre los días 22 y 24 de noviembre de 1963, exactamente desde las ejecuciones públicas de John Kennedy y su presunto asesino, Lee Oswald, tuvo lugar un complejo golpe de Estado desde dentro que afectaría no sólo a los EE.UU. sino al mundo entero, trastocando a peor el mapa geopolítico. Luego, durante tres lustros, por lo menos medio centenar de testigos fue liquidado a fin de ocultar una verdad que aún hoy se niega a nivel oficial. Dicho complot, coordinado por La Central de Inteligencia Americana, dejará tras de sí uno de los grandes misterios de la pasada centuria, aunque ahora podamos saber mucho más al respecto.








11 de desembre de 2017

Alba Cromm, de Vicente Luis Mora


Vicente Luis Mora. Alba Cromm. Barcelona: Seix Barral, 2010. ISBN: 978-84-322-1289-5

La subcomisaria de la Policía Nacional Alba Cromm no tiene familia propia, es huraña y esquiva. Ha conocido el peligro y sabe que ni los inocentes están libres de él. Lleva años desahogándose en un blog sordomudo, obsesionada por acabar con quienes manipulan, seducen y agreden a los niños aprovechando el anonimato que brinda Internet. Intuye que cuanto ha vivido y padecido la conduce al mayor reto de su vida: verse las caras con el hacker y pederasta más buscado, Nemo. 


Con motivo de su décimo aniversario, la revista Upman consagra un número especial a Alba Cromm y a las dos circunstancias que la han llevado a la máxima atención informativa internacional: la polémica persecución del legendario y temible Nemo y la posible participación de Cromm en la resolución del desafío informático que el multimillonario Jehová Lesmer ha lanzado al mundo. 

Alba Cromm es una novela apasionante de suspense creciente que indaga en los procesos sociales que nos convierten en sospechosos o en perseguidores en un mundo incapaz de proteger a los más débiles. Quienes siguen a Vicente Luis Mora saben que puede dejar sin aliento al contar una historia, quienes le descubran disfrutarán de su originalidad y de un talento casi cinematográfico para narrar. Y todos comprobaréis que las sorpresas que encierra este libro no empiezan ni acaban en él.




10 de desembre de 2017

La piel de Filadelfia, de Richard Montanari


Richard Montanari. La piel de Filadelfia. Traducción Bernardo Moreno Carrillo. Madrid: Artime, 2007. ISBN: 978-84-934699-8-6

Un joven decide alquilar una copia de Psicosis en su videoclub habitual. Pero la agradable sesión de cine casero esconde una macabra sorpresa: la mítica escena de la ducha ha sido sustituida por un asesinato real. En algún lugar de la ciudad una Janet Leigh de carne y hueso ha muerto salvajemente apuñalada y alguien ha grabado en vídeo su asesinato. Pero esta cinta no será la única, irán apareciendo otras. Un terrible puzzle que el detective Kevin Byrne y su compañera Jessica Balzano intentarán resolver. La investigación les llevará hasta los bajos fondos de Filadelfia y el sórdido mundo de la industria del porno.






9 de desembre de 2017

Días perfectos, de Raphael Montes


Raphael Montes. Días perfectos. Traducción de Mercedes Vaquero. Barcelona: Reservor Books, 2015 (Roja & Negra). ISBN: 978-84-16195-05-3

BRASIL PUEDE SER UN PARAÍSO…

Téo es un solitario estudiante de medicina que dedica su tiempo a profundizar en el conocimiento de la anatomía humana y a cuidar de su madre parapléjica. Un buen día, en una barbacoa, conoce a Clarice, una joven de espíritu libre que está escribiendo una road movie titulada Días perfectos sobre tres amigas que viajan por Brasil en busca de aventuras románticas. Téo cae rendido de amor ante los encantos de Clarice y comienza a desarrollar una obsesión enfermiza que lo lleva a tomar medidas extremas.

… O UN INFIERNO

Entonces da comienzo un viaje de los dos por escenarios remotos y paradisíacos de Brasil. Sin embargo, no es oro todo lo que reluce: aunque la pareja se establece en una preciosa playa desierta, Téo ha doblegado la voluntad de Clarice, quien vive aterrorizada. Entre ambos se establece una relación enfermiza y terrorífica, además de peligrosa. Y todo…¿En nombre del amor? Sin embargo, la inteligencia y habilidad de Clarice conseguirán dar sorpresas al lector que hasta la última página no sabrá en qué puede devenir la esta aventura.

#TODOPORAMOR?

 
Google Analytics Alternative