1 d’octubre de 2016

Cuatro libros para conocer 'la serie negra' del autor Leonardo Paruda

[El Tiempo, 30 de septiembre de 2016]

Alavaro castillo Granada


Es posible que nadie, ni el propio Leonardo Padura, se haya imaginado que esa modesta primera edición de su novela Pasado perfecto (editada por la Dirección de Publicaciones de la Universidad de Guadalajara en 1991) iba a renovar para siempre la novela policial cubana y crear un personaje literario inolvidable: Mario Conde.
A principios de los años noventa, ante la caída del campo socialista y el comienzo del Período Especial, una nueva realidad se cernió sobre Cuba. La novela policiaca languidecía y no era capaz de contar los nuevos tiempos que se estaban viviendo. Fue ahí cuando, en medio de ese “paisaje después de la batalla”, apareció un teniente investigador con un carácter peculiar, vocación de escritor, y una serie de conflictos personales y existenciales respecto a la realidad que vivía, la que su país afrontaba en ese momento.

Heredero de maestros de la novela negra como Dashiell Hammett, Raymond Chandler, Leonardo Sciascia y Manuel Vázquez Montalbán, Leonardo Padura (La Habana, Cuba, 1955) se dio cuenta de que era posible crear una novela policial que tuviera relación con el ambiente del país y que tocara o denunciara realidades no sólo imaginarias sino concretas.
Al terminar la escritura de esa primera novela, el autor se dio cuenta también –igual que los lectores, al acabarla– de que el personaje está vivo y necesita/tiene un espacio más grande para continuar desarrollándose: cuatro novelas (ha aparecido, para fortuna de todos, en otras cuatro y los lectores aguardamos más).
La “Tetralogía de las cuatro estaciones” (Pasado perfectoVientos de cuaresmaMáscaras y Paisaje de otoño) –llamada así porque narra hechos que suceden en la primavera, el invierno, el verano y el otoño de 1989– es el territorio donde habita este policía agobiado y triste, “cabrón recordador”, fiel a sus amigos y a los suyos, y, por sobre todas las cosas, empecinado en “que los hijos de puta no se salgan con la suya impunemente”.
¿Qué es lo que ha hecho que este personaje se haya fijado en la memoria de sus lectores? Más allá de la investigación y la resolución de los casos criminales en los cuales Mario Conde se ve involucrado, lo que importa y trasciende es la historia de toda una generación a través de los ojos y palabras de un personaje, unos personajes, que hablan como todos y podrían ser cualquiera. La identificación entre él y su idiosincrasia es absoluta.
Padura, por medio de Conde (y viceversa), se ha convertido en el cronista de un fragmento de la historia de Cuba que no vemos en periódicos, revistas ni noticieros, en la que no hay héroes ni villanos: solo seres humanos que viven con “amor y escualidez”. Personas que aspiran a vivir con dignidad, a no traicionarse a sí mismos, a permanecer leales a las certezas que los hacen ser lo que son. Y Mario Conde envejece (igual que todos nosotros) enfrentándose a una realidad cada vez más difícil de atrapar y comprender, a la que es necesario acercarse libre de prejuicios para entender los códigos que la habitan.




La Tête en Noir, 182, septembre-octobre 2016


La Tête en Noir, 182, septembre - octobre 2016

Descarrega'l des d'aquí




Ilusionarium, de José Sanclemente (Roca)


José Sanclemente. Ilusionarium. Barcelona: Roca, 2016. ISBN: 978-84-16498-30-7

Christian Bennet, veterano periodista ganador de un Premio Pulitzer, recibe una enigmática llamada de Martha Sullivan, propietaria del diario El Sentinel de Nueva York, postrada por una enfermedad mortal, que le hace un singular encargo: quiere que localice a su hija y única heredera, Angela, desaparecida años atrás, ya que si esta no aparece el periódico caerá en manos de un grupo inversor. 
La única pista de Angela está en unos recortes de prensa y un maletín que, tras la muerte del marido de Martha Sullivan, llegaron a sus manos, recortes que hablan de la trayectoria profesional como afamada ilusionista de la chica, convertida en la maga Daisy. Esa extraña petición remueve en Bennet algunas historias del pasado, como la culpa con la que convive desde hace años por la muerte de Lorraine, la joven amante con la que compartió algunas semanas de su vida. Bennet descubre que, al parecer, Angela Sullivan murió en un accidente de coche que acabó con el vehículo en las frías aguas del Sena, en París. Sin embargo, el cuerpo jamás fue encontrado. 
Christian Bennet empieza a sospechar que la historia oficial es mentira, y que Angela sigue viva, ocultando su verdadera identidad en algún lugar. La gran incógnita estriba en averiguar dónde está y por qué se mantiene en la sombra. 
Todo parece un tremendo truco de magia. No hay que preguntar el cómo se hace ni por qué nos dejamos engañar. En el periodismo eso no vale, y en la vida real tampoco. ¿O quizá sí?




El ángel suicida, de Cristina Amanda Tur


Cristina Amanda Tur. El ángel suicida. Barcelona: Roca, 2005. ISBN: 978-84-96525-08-5

El cadáver de Sergio, un joven de 18 años, aparece en una playa de Ibiza, a los pies del acantilado del mirador del Ayuntamiento. 

La investigación policial revela que era un muchacho sin problemas ni enemigos; un chico retraído y en su mundo, con un reducido grupo de amigos envueltos en trapicheos de poca monta, pero en los que Sergio, siempre dispuesto a ayudar a los demás, creía y confiaba. 

La edad del chico y la falta de pistas que indiquen lo contrario inducen al juez a archivar el caso como suicidio, pero a Ariel y David, dos de los policías encargados del suceso, no les cuadran las cosas y decidirán seguir investigando para esclarecer las incongruencias de una muerte sin por qué. 




30 de setembre de 2016

Nel giallo di Dürrenmatt ciò che prima sembrava oscurare ora illumina

[La Stampa, 30 settembre 2016]

Matteo Pericoli

Il giudice e il suo boia, resa dei conti di un commissario con il rivale di sempre

L’edificio del romanzo è curato e compatto, ne intravediamo i pieni e i vuoti, elementi di una struttura a prima vista unitaria e omogenea. Ma l’apparente uniformità nasconde in realtà un profondo dualismo


l romanzo giallo di Friedrich Dürrenmatt, Il giudice e il suo boia, si annoda intorno all’improvviso incontro notturno tra il commissario Bärlach e Gastmann, il suo rivale di sempre. Fino a quel punto il protagonista, un ispettore della polizia di Berna, era stato impegnato a condurre le indagini sull’omicidio di un collega.  
Durante l’incontro si scopre che i due si conoscono quarant’anni prima in una bettola del Bosforo. «Eccitati dalle infernali misture […] e ancor più dalla nostra giovane età» fanno una scommessa che li legherà per il resto della vita. Bärlach sostiene che è «da stupidi compiere un delitto»: l’imperfezione umana, le imprevedibili azioni degli altri e il non poter tener conto del caso sono i motivi per cui la maggior parte dei delitti vengono immancabilmente svelati. L’avversario, «per contraddirti, ma senza vera convinzione», sostiene invece (e quindi scommette) che è proprio grazie al «garbuglio dei rapporti umani» che gli sarà possibile commettere delitti irrisolvibili, di cui Bärlach non sarà mai in grado di fornire le prove. Da quel giorno il commissario passa la vita a cercare di inchiodare il suo avversario.  

È la resa dei conti. Quarant’anni dopo e con in gioco sia la scommessa sia la vita dell’ormai malato Bärlach, anche noi lettori sembriamo essere nelle condizioni di mettere insieme i pezzi dell’ennesimo crimine di Gastmann e di quella che sembra essere la struttura classica di un grande romanzo giallo. Assieme al commissario, crediamo di aver identificato il colpevole e di aver messo insieme alcuni indizi nascosti nel testo. Il coronamento dell’architettura è ormai alla nostra portata e non ci resta che assistere a come Dürrenmatt, attraverso Bärlach, completerà il giallo fin qui impostato.  

(Le due imponenti forme che contrappongono e si specchiano, si inseguono e si completano, sono i due protagonisti del romanzo di Dürrenmatt, legati da una vecchia scommessa )  


L’edificio è curato e compatto. Ne intravediamo i pieni e i vuoti, elementi di una struttura a prima vista unitaria e omogenea. L’apparente uniformità non fa che nascondere il profondo dualismo della costruzione. Lo spazio nel quale stiamo per entrare infatti non è quello della struttura del giallo: le due imponenti forme che si contrappongono e si specchiano, che si inseguono e si completano, sono i due protagonisti legati dalla scommessa.  

Come nel romanzo - che con una sorpresa finale capovolge tutto, trasformando la struttura finora data per scontata in un profondo dilemma morale ed esistenziale - così nell’edificio ciò che sembrava oscurare ora illumina, ciò che copriva ora è coperto, ciò che sembrava reggere ora non è altro che un peso da sostenere e capire.  

(“Il giudice e il suo boia”, qui nell’edizione Adelphidel 2015, pp. 121, 15, è stato scritto da Friedrich Dürrenmatt nel 1952)  

Come ha potuto Bärlach, proprio lui, finire col cedere alla diabolica provocazione di Gastmann e, pur di incastrarlo, affidarsi all’«imperfezione umana» per ottenere il suo scopo? Il vuoto al centro dell’edificio, attorno al quale i due volumi si tormentano, quel nulla nel cuore dell’architettura, potrebbe nascondere la risposta. 

In collaborazione con Giuseppe Franco  





Presentació de 'Permíteme que te hable', de Tanya Ivanova, a la Bòbila




Imatges de la presentació del poemari de l'autora búlgara Tanya Ivanova a la Bòbila presentat per Enrique Carrión Sablich




Taquilla inversa de TVL'H: Canino, de Julián Ibáñez

La cabeza de un hombre, de Georges Simenon


Georges Simenon. La cabeza de un hombre. Traducción de Joaquín Jordá. Barcelona: Tusquets, 2003. ISBN: 84-96171-04-3

El condenado a muerte duda un instante ante la puerta de su celda: ¡realmente está abierta y nadie lo vigila!

Amparados en la oscuridad del patio de la cárcel, Maigret y las autoridades judiciales, cómplices de este simulacro de evasión, observan cómo el hombre escapa de la prisión. "Arriesga su carrera, comisario. Si sale mal, esto originará un escándalo", le dicen. Y Maigret, seguro de sí, aunque un poco nervioso, contesta: "¿Acaso la cabeza de un hombre no vale un escándalo?"

El comisario tiene diez días para descubrir al verdadero culpable; diez días de ardua investigación, y también de sorprendentes descubrimientos que lo llevarán a sumergirse en el mundo de la bohemia de Montparnasse y de las lujosas mansiones de Saint-Cloud.






29 de setembre de 2016

Lluvia de niquel, de José Luis Muñoz


José Luis Muñoz. Lluvia de niquel. Sevilla: Algaida, 2004. ISBN: 84-8433-825-8

Mike Demon es un vendedor de seguros que pasa la vida en la carretera y odia el juego por oscuras razones familiares. Una avería en su automóvil le llevará hasta Las Vegas, y su profundo desprecio por la meca del juego se irá convirtiendo en fascinación, hipnotizado con el neón de sus luces y el tintineo de las monedas en las máquinas de juego, la lluvia de niquel.

Lluvia de niquel es una novela envolvente y atmosférica sobre la pasión dstructiva del juego y la soledad entre multitudes, la crónica del descenso a los infiernos de un personaje sin redención posible, con la que José Luis Muñoz rinde tributo --como ya hiciera en Mala hierba-- a los maestros del género negro norteamericano. La falsa alegría de Las Vagas, paradigma de la doble moral norteamericana, es retratada aquí como una tentadora Babilonia en medio de una sociedad calvinista y en una época en la que el país debe decidir entre el liberal Dukakis y el duro Bush padre. Un relato duro y sin concesiones que narra un viaje a la parte más oscura del ser humano.




28 de setembre de 2016

Besaré tu cadáver, de Terenci Moix


Terenci Moix. Besaré tu cadáver; Han matado a una rubia. Edición de Ana María Moix; prólogo de Pere Gimferrer. Barcelona: Planeta, 2010. ISBN: 978-84-08-09169-1

Escritas a los veintiún y veintidós años, son dos novelas en las que el escritor recrea los escenarios de Roma y de París nacidos muy al calor de sus numerosas sesiones de cine. Crea un ambiente propio, inventado o no tanto, nocturno y de elites que juntan la alta sociedad con lo más lumpen de las ciudades. Dibuja unos años sesenta muy libres, plagados de fiestas, en las que lo prohibido no existía pero sí el peligro. Ambas novelas comparten la existencia de un crimen y de alguien a quien se incrimina y que debe buscar al culpable para evitar que lo condenen. Pero sólo en un caso el inocente consigue demostrar su inocencia. Lo que las hace comparables es la búsqueda por los bajos fondos de una ciudad y lo que las diferencia es su forma, más psicológica en Besaré tu cadáver y más de acción al uso de la novela negra en Han matado a una rubia.

Extracto del prólogo de Pere Gimferrer «Lo que apasiona en estos libros es reflejo de la pasión con que fueron escritos; no nos parecerían diferentes, ni esta novela, ni la anterior, si, años más tarde, las hubiera firmado ya Terenci Moix. Su firma está en otra parte, y no en la traducción aproximativa de «Ramón Moix» por «Ray Sorel»: está en cada peripecia, en cada escena o cuadro, en cada ámbito, en cada alusión cultural o vital, en cada rasgo de escritura. Terenci Moix firmó estos textos en filigrana con su estricta concepción y ejecución; serán, en lo sucesivo, tan inseparables del imaginario del lector como lo fueron, al redactarlos, del imaginario de su autor, y pasarán a vivir en el mismo territorio en que desde Mundo macho hasta El arpista ciego habitan, para todos nosotros, las más sorprendentes fabulaciones moixidanas.»


27 de setembre de 2016

Torpedo 1936: integral, de Enrique Sánchez Abuí i Jordi Bernet


Enrique Sánchez Abulí, Jordi Bernet. Torpedo 1936: integral. Torroella de Montgrí: Panini Comics, 2014. ISBN: 978-84-9024-949-9

Las calles de New York, la Gran Depresión, el oscuro universo del hampa. Mujeres exhuberantes, un colt Government calibre 45 y un asesino sin escrúpulos: un tal Luca Torelli, más conocido por su alias de Torpedo. Con estos elementos, Enrique Sánchez Abulí y Jordi Bernet han construido la mejor serie de historieta negra de las últimas tres décadas, el cómic español más traducido y leído en todo el planeta.

Ahora, por primera vez en español, se publican en un volumen integral todas las páginas en orden cronológico y nuevamente escaneadas con el fin de convertir este volumen en la obra de referencia a nivel mundial. Se han unificado tipografías y pulido los detalles que, debido al origen por entregas en revistas especializadas de esta obra, rompían la armonía del conjunto.

Torpedo narra la historia de un inmigrante de origen italiano, de un asesino a sueldo que reparte su particular justicia por las calles de Nueva York durante la Gran Depresión. Un tipo violento, amoral, malo entre los malos, pero que termina por caer bien al lector. Le rodean bellas mujeres, tipos de mal agüero que le harán la vida más fácil o difícil, según se mire.

La ironía y el sentido del humor de Abuí, con sus audaces juegos de palabras, combinan a la perfección con el pincel seco de Bernet, el gran maestro del blanco y negro para crear una auténtica obra de arte. Un libro fundamental en cualquier biblioteca, imprescindible en la de cualquier lector de cómics o seguidor del género negro.









Novela policial de Boris Quercia gana importante galardón del género en Francia

[biobiochile.cl, 26 de septiembre de 2016]

Emilio Contreras


Con el título Tant de chiens, la nueva novela policial del escritor, actor, director y guionista chileno Boris Quercia fue reconocida por el Grand Prix de Littérature Policière 2016 como la mejor obra extranjera del género publicada en Francia. El premio, que se otorga desde 1948, ha reconocido a grandes autores de novela negra como Mary Higgins Clark, Thomas Harris o Patricia Highsmith.
Tant de chiens que en castellano llevará el título dePerro muerto, trae de vuelta al investigador Santiago Quiñones, que apareció en su novela anterior Santiago Quiñones, tira (Literatura Mondadori, 2010), quien ya tiene algo de experiencia en el oficio de tira: ha vivido tiroteos y ha combatido ávidos delincuentes.
No obstante, cuando creía que ya lo había visto todo, en un enfrentamiento, Jiménez, su compañero, es herido mortalmente. Quiñones entonces vive una crisis: quiere una vida normal, como la de casi todo el mundo, pero no puede apartarse de los problemas: surge una pista que lo llevará a las verdaderas razones de la muerte de su amigo y con ello a una serie de aventuras frenéticas.
Estoy muy emocionado y feliz de recibir tan lejos de mi tierra este premio para la novela Perro Muerto (Tant de chiens). El Grand Prix de littérature policière 2016 es el premio más prestigioso que se otorga a la novela policial en Francia. Quiero agradecer a todos quienes pusieron su confianza en esta novela. Me gusta pensar que las historias existen desde antes que uno las escriba y que el trabajo del escritor, más que inventarlas, es descubrirlas. Por lo tanto agradezco también a los protagonistas de esta novela que me han dado una lección de humanidad en estos tiempos inciertos“, afirmó Boris Quercia luego de conocer el veredicto.
El sello Reservoir Books publicará Perro muerto, la premiada novela de Boris Quercia, a fines de este año en Chile. Perro muerto es una novela muy chilena, donde Quiñones vuelve a las calles por los diversos barrios del Santiago profundo y donde el amor y la muerte vienen de la mano. Junto a la publicación de esta novela, el sello reeditará además Santiago Quiñones, tira.
Nieto de emigrantes italianos y yugoslavos, Boris Quercia Martinic nació en Santiago en 1966. Es hijo de una profesora de castellano y un ingeniero agrónomo, el tercero entre cinco hermanos. Actor, director y guionista. estudió teatro en la Universidad de Chile en los ochenta. En lo demás, es autodidacta. Interpretó a Roberto Parra (hermano de Violeta) en uno de los mayores éxitos del teatro chileno: La Negra Ester. Entre otras, fue director de Sexo con Amor, la película más vista del cine local, y de Los 80, la serie más premiada de la televisión chilena.



 
Google Analytics Alternative